Sinfonía en Re Mayor

Si alguien nos dice que la sinfonía número 1 (Titán) de Mahler está escrita en Re Mayor lo asumiremos con la mayor naturalidad aunque la mayoría de nosotros nos quedaremos in albis con lo de Re y más aún con lo de Mayor.

Me gustaría compartir una de las pocas cosas que me quedó de mis estudios de la solfa, se trata de la tonalidad de una pieza musical. En nuestro caso está en, digamos de momento, RE. El autor ha hecho el entramado musical para que el sonido óptimo se obtenga en esta tonalidad que habitualmente empezará en re y casi seguro que acabará en re (en música las cosas no son como empiezan sino como acaban).

Vayamos ahora a por lo de MAYOR. Para empezar decir que la escala que todo el mundo se sabe (do, re, mi, fa, sol, la, si, do) es la escala de do mayor. Si nos ponemos ante un piano todo serían teclas blancas. Los temas escritos en mayor suenan alegres y brillantes. ¿Cómo hacer la escala de Re Mayor?: en lugar de empezar por el do lo hacemos por el Re. Si intentamos hacer como antes y tocar solo teclas blancas hasta el siguiente Re comprobamos que la cosa suena diferente...
Para que nos suene igual que la de do tendremos que cambiar dos teclas blancas (fa y do) por la negra correspondiente de su lado derecho: el #fa y el #do (lo de # quiere decir sostenido). Así pues la escala de Re Mayor es re, mi, #fa, sol, la, si, #do, re. Ahora sí que suena igual a la de do mayor.

Lo que más me atrae de esta sinfonía en Re Mayor es su tercer movimiento que, ojo al parche, está en Re menor.

Las tonalidades menores suenan melancólicas y tristes. La más fácil es la de La menor: con el piano de antes empecemos en el la y sigamos hasta el siguiente la por las teclas blancas: es la escala de la menor (la, si, do, re, mi, fa, sol, la).
¿Como hacer la escala de Re menor? Comenzaremos por el re y tocaremos teclas blancas hasta el siguiente re con la precaución de substituir el si por la tecla blanca de su izquierda, ya que en este caso es un bemol. Así la escala de Re menor queda: re, mi, fa, sol, la, Ьsi, do, re.

Lo realmente asombroso es que en este tercer movimiento Mahler toma una canción alegre, en tonalidad mayor: Frère Jacques y al cambiarla a tonlidad menor la transforma en una ¡¡¡marcha fúnebre!!! A ver si os alucina como a mí. Y hablando de alucinar la del oboe está impresionante en su interpretación




Por cierto me sumo a los múltiples homenajes y recuerdos a Gustav Mahler que hemos vivido a lo largo de 2011 al cumplirse el centenario de su muerte.

Comentarios