miércoles, 4 de enero de 2012

El extraño caso del cajón de la mesilla.

¿Existen duendes con afinidad por las mesillas?, ¿tengo arrebatos nocturnos en los que la tomo con mi pobre cajón de la mesilla?, ¿los constructores de cajones de mesilla son una secta secreta que han logrado un efecto deslizante-rotatorio en el interior?, ¿tengo algún enemigo que soborna a miembros de mi familia para que me revuelvan el cajón de la mesilla y no otros cajones? o ¿acaso las mesillas tienen actividad sísmica nocturna?...

Todas estas cuestiones bullen en mi interior desde hace tiempo al no encontrar una causa clara de que una persona ordenada como yo tenga un cajón de la mesilla como este.

6 comentarios:

LOLI dijo...

Seguro que no lo dejas tú así? Jajajaja.

Pèsol dijo...

Te lo prometo, yo lo ordeno y ordeno pero no hay manera...

LOLI dijo...

VALE TE CREO ;)
En mi caso son mi marido y mis hijos quienes me lo desordenan así que opte por tirarlo todo en el cajón...ya cuando se vayan independizando intentare tenerlo como dios manda ;)

BESOSSSS

Pèsol dijo...

No ves, lo que yo decía: hay duendes.
Un beso.

Novicia Dalila dijo...

Eres sonámbulo y no te has enterado, Pesol. Esa es la única razón posible...

Un beso fuerte

Pèsol dijo...

A saber las cosas que hago yo por las noches (inconsciente por supuesto).
Un beso Novi.