sábado, 3 de marzo de 2012

Montserrat 2012

Justo este mes de febrero hace 20 años que vine a vivir a Cataluña y... todavía no había ido a Montserrat. Sencillamente imperdonable. Es como vivir en Zaragoza y no haber ido al Pilar.
El pasado fin de semana finalmente subsané este déficit apuntándome a la excursión que hacían los del centro excursionista de Sant Pol. Ellos sí que son como diosmanda: es el decimosexto año consecutivo que organizan un paseo por estos sacrosantos lares.
Lo de paseo es un decir porque estuvimos más de ocho horas andando y jamás lo hicimos por terreno llano. No me quejo porque la verdad es que el sitio es impresionante. Recordé al prepirineo aragonés y a las excursiones en autobús que creía habían pasado a la historia desplazadas por el todostenemoscochepuntocom.
Como resulta que no pasamos por el santuario debo decir que lo de mi peregrinación a Montserrat ha sido incompleta. Espero que no pasen otros veinte años antes de completar mi acto iniciáticocatalan.


Foto de Joan Tallada: cima del Montgros

En el googlemaps una representación aproximada a la ruta.

Ver Montserrat 2012 en un mapa más grande

2 comentarios:

Gemma dijo...

El paisaje desde luego es único y singular. Tengo mil y un recuerdos de Montserrat atrapados en mi memoria juvenil. Todos tremendamente especiales y sugestivos. Paz, para mí Montserrat es encontrar la paz fuera y dentro de nuestro cuerpo. Te recomiendo encarecidamente dormir al menos una vez en la vida en Montserrat.

Besos.

Pèsol dijo...

Lo de la paz te lo aseguro porque al final del día no te quedan ganas de pelearte con nadie. Esa recomendación que me haces la tengo que llevar a cabo.
Besos