jueves, 2 de noviembre de 2017

Camino de Santiago. Septiembre 2017

Vivir el Camino de Santiago es fácil, sólo has de seguir la flecha amarilla. No has de tomar decisiones complejas o dolorosas, solo caminar y sentir.
Vives al dia porque el futuro no cabe en tu mochila.



"... resulta inútil enfrentarse a un problema emotivo en términos de razón,... sólo el presuntamente ilógico inconsciente sabe encontrar una respuesta adecuada"
L. Etxebarria

Podemos contar los motivos de peregrinar por el número de peregrinos que cada día discurren por el camino de Santiago. Turismo, gastronomia, reto físico, amistad y por supuesto religiosidad y fe. Yo me encontraba entre los que necesitaban mirarse por dentro y calmar algunas heridas recientes. Necesitaba más sentir con el corazón que pensar con la cabeza. Sólo tenia que reconstruir el resto de mi vida!
La dinámica del camino ayuda a este ejercicio de introspección. Empezábamos a caminar cada dia a las 8 con las primeras luces de la mañana y con el ritmo que nos marcaban las piernas avanzabamos hasta el medio día y allí donde nos cansabamos parábamos en el albergue que encontrábamos. Tras una frugal comida hacíamos la siesta y por la tarde el cansancio te provocaba un ritmo reposado que cubría la tarde como una balsa de aceite. Comprábamos lo justo para la cena y el desayuno. Nada para la mochila salvo escasos tentempies.
Un dia paramos en el Acebo, antes de Ponferrada y hicimos noche en el albergue parroquial. El hospitalero voluntario, Pedro, creaba un ambiente de grupo que nos implicó a todos en la preparación de la cena que luego fue conjunta de los 23 peregrinos que estábamos alojados esa noche. Fue casi mágico el ambiente de amistad global (un japonés, uno de Alcoi que hacia el camino alrevés, un restaurador italiano, el holandés, franceses, más italianas,... personas con las que, en los días siguientes, coincidimos con frecuencia en el camino a pesar de los diferentes rítmos de cada uno.
A partir de ese momento intentábamos buscar albergues pequeños y con cena en común y algúno encontramos. Recuerdo el de "Das Animas" en Ambasmestas, donde decidimos partir por la mitad la etapa de O Cebreiro. Un ambiente casi íntimo con un servicio muy cercano y atento por parte de Sabin y Ulrich.

La cruz de ferro
Dejé un coral blanco del Pacífico en recuerdo de un paciente que me lo regaló antes de morir. Lo hice en memoria de todos los casos en los que me ha tocado acompañar a personas en su tránsito.
Dejé una piedra de Sant Pol seguro de mi decisión de iniciar un nuevo proyecto personal.
Dejé otras dos piedras que dolieron más una era de Arenys y otra de Llançà

Amo el amor que se reparte
en besos, lecho y pan

Amor que puede ser eterno
y puede ser fugaz

Amor divinizado que se acerca,
Amor divinizado que se va.

Pablo Neruda

___________________________________________

El camino te obliga a vivir al dia. No puedes comprar comida para dos dias porque la tienes que llevar encima y no te cabe en la mochila. Por eso piensas en lo que necesitarás hoy y, como máximo, el desayuno de mañana

___________________________________________

La cadencia regular del caminar va entrando en tu interior desocupándolo de preocupaciones. El cansancio ayuda a que la tarde sea relajada y puedes meditar o simplememte dejar la mente en blanco.
___________________________________________

La vida te romperá el alma. Pero resurgirás del tiempo, Ganarás la batalla. No habrá vencedores ni vencidos,< tan solo fantasmas.
Encontrado en twiter


"Es difícil que alguien te rompa el corazón.
Casi siempre eres tú quien lo rompe
minetras tratas de meterlo a la fueza
donde bien sabes que no cabe"

Alejandroi Jodorowsky


Cuanto más aptos somos
para hacer consciente el
incosciente, más grande es
la cantidad de vida que
integramos

C Jung
(pegado en la nevera del albergue)

No hay comentarios: