martes, 3 de febrero de 2009

El origen de las cosas

La sociedad en la que el ciudadano ha ascendido al estatus de "consumidor" o cliente ha sido drásticamente golpeada por la crisis. Vivíamos en la cresta de la ola ajenos a las consecuencias de un consumo irresponsable y destructivo. Ahora todavía sentimos como una tragedia que sólo se vendan los coches que estrictamente necesitamos, o que las casas ya no las compren aquellos que no las querían para vivir. Todavía no nos entra en la cabeza que no tiene sentido que una empresa solo es rentable si cada vez gana más y más; que la economía se apoye en el paradigma del crecimiento sostenido.
Los poderosos, dueños de casi todo, se parapetan seguros mirando cómo los de a pie, los que siempre pagan el pato se queden en el paro y no llegan a fin de mes porque tienen que seguir pagando sus créditos e hipotecas obtenidos en la época febril. Y, como explica este vídeo, los gobiernos investidos de una dialéctica social en realidad se arrodillan ante los banqueros para abrillantar sus inmaculados zapatos.
Lo curioso de este vídeo y de muchos otros es que no son de ahora sino de hace más de un año.


2 comentarios:

Gemma dijo...

Hola Pèsol,
Muchos comparan nuestra crisis a la del crack del 29. La única medida del gobierno es centrar la responsabilidad en los banqueros. Mientras el caos, sacude a miles de famílias y aquí hay que sumarle las pensiones de los pensionistas...en definitiva, el panorama no es esperanzador por mucho que ZP pida calma y paciencia los recibos tíenen vencimiento. La solución es que los bancos vuelvan a dar crédito, eso se traduce en consumo y volvemos a la rueda. Yo estoy convencida que saldremos de la crisis pero honestamente la sociedad tíene que equilibrar el consumo impulsivo y no utlizar tanto el verbo tener y querer y centrarse mas en el dar y amar, esto lo simplifica todo, dar lo que no usas y amar lo que usas.
Como siempre, leerte es un placer.
Besos.Gemma.

GEMMA dijo...

Hola, sóc la segona Gemma, jaja!Quin video, devastador, un cop vist aquests reportatges, com és també el que avui poso jo al meu blog, penso quin desastre tot plegat, quin caos de planificació, quina poca consciència hi ha sobretot en les ments de qui administra el "sistema", però nosaltres, la gent de peu també aportem el nostre trosset de responsabilitat, segur, amb bones intencions ho intentem, però mai és prou. Actuem amb l'exemple. Bon post! Petons