martes, 31 de marzo de 2009

Día de lluvia

Descripciones

Desde la ventana
El agua cae con suavidad y resbala al otro lado del cristal.
Un escalofrío breve recorre mi espalda mientras observo, sentado con mis piernas bajo la manta, el verde húmedo del exterior.
La lluvia cala bajo mi piel invadiéndolo todo de nostalgia.
Me refugio en ese sentimiento dejando que me posea, que me acaricie.
Perdida la mirada, único destello en la quietud de mi ser.



Paseo en un día lluvioso
Camino bajo la fina lluvia de abril.
Me abrazo al abrigo que me corresponde con su calor; las gotas solo alcanzan a tocarme en la cara.
Renace el humo en la chimenea mezclando su olor al de la tierra mojada.
Pasos tranquilos sobre la tierra blanda y hierbas salpicando.
Mi cuerpo se encoge, las manos apretadas a los bolsillos.
Los pájaros dibujan sus vuelos a través de la lluvia, rápidos como queriendo llegar pronto para no mojarse.
El cielo gris se difumina en el horizonte haciéndose uno con el mar.


El riachuelo
El río seco vuelve a alegrarse con el sonido del agua.
Las hojas secas de su cauce emprenden su primer viaje marinero.
El insecto de caparazón rojo y negro se encarama a una piedra que sobresale del agua.
La pequeña rama flotante duda, se vuelve sobre si misma y continúa después su ondulante viaje.
La piedra lisa vuelve a brillar cuando el agua desvela sus colores.
Los álamos mueven sus ramas al compás del viento.
El puente de piedra observa alegre el paso del agua recordando caminantes pasados





Los dias de lluvia me mojo

7 comentarios:

GEMMA dijo...

Mentre feia el meu comentari al teu post "Farinetas" has posat aquest.

Hi ha dies que la pluja sincerament emprenya, però hi ha dies que la pluja m'agrada i em du molt bons records! Jo que ja havia desat la roba pel fred!! Petons

Pèsol dijo...

Que me has de explicar a mi que aquest matí amb la moto he tornat a passar fred i a la tornada tot xop... però content. Desprès del meu post primaveral he hagut de posar aquest que sembla més de tardor.
Petons

Gemma dijo...

Te leo, llueve, nos mojamos.

Es mi humilde acompañamiento, inspirándome en tu haiku.

Que profundidad! los haikus,llenan tanto con tan poco. Senén tíene grandes tesoros, algunos me calaron hondo:

"Tus lágrimas son permanentes verdugos de mi lógica" Senén.

"Te busqué mucho,
pero no te encontré.
(¿Tu estuviste?)"
Senén.

Me alegro de que nos hayas mojado.

Besos, de libro.

Pèsol dijo...

Hola Gemma, no se bien lo que son los haikus pero estas frases no lo son. Si alguna lo es, será por casualidad. Me explicó un día Senén que son pequeños versos con nosequé métrica. Lo busqué en un blog pero se me olvidó. Yo, de todas formas, cuando leo a Senén le llamo haiku a lo que me da la gana y tan ancho. A mí me recuerdan, los haikus, a las greguerias de de la Serna.
Preguntaremos al experto...
¡Senén, iluminanos con tu sabiduría!

Gemma dijo...

Yo sólo me refería a la última frase en verde "los días de lluvia me mojo".

Novicia Dalila dijo...

Precioso como describes lo bucólico de la lluvia... A mi me encanta ver llover desde la ventana... En el campo y en la ciudad también.
Las fotos preciosísimas... San Google o de fabricación propia???

Un beso, Pesol

Pèsol dijo...

Hola Novicia, ahora tengo un resquicio de sol que entra por la ventana. Parece una tregua hasta mañana. Me encantan la lluvias de abril.
Las fotos las he rescatado de mi archivo, originalmente son diapos. Ya tienen unos años. La primera fue mi bautizo montañero (tardío, tendría unos 20 añitos)es el prepirineo de Huesca en un pueblo llamado Agüero. Fue día más de niebla que de lluvia, anduvimos perdidos 8 o 10 horas... Las dos siguientes son Ordesa, aquel día sí que llovió: casi llegó el agua del río a nuestra tienda (ilegalmente instalada en pleno parque nacional). Las dos últimas son el Ibón de Respumoso (arriba de Sallent de Gállego) y el Circo de Armeña.
Son mis antigua latitudes por el norte de Aragón.
Un beso